Discurso de Toma de Posesión del Presidente Eudoro Jaén Esquivel

Discurso de Toma de Posesión del Presidente del Club Rotario de Panamá

Eudoro Jaén Esquivel, período 2013-2014

 

Antes que nada quiero hacer dar justo reconocimiento y congratulaciones al compañero Presidente Xavier Castillo S. y a todo su equipo de trabajo por la exitosa y positiva labor Rotaria, realizada durante su gestión.  Por fortuna, cuento con la colaboración de varios de esos miembros.

Debo expresar mi más profundo agradecimiento a mis compañeros del Club Rotario de Panamá por la confianza depositada en mí, al elegirme como su nuevo Presidente para el período 2013-2014 ante las circunstancias particulares  que motivaron la invitación para ocupar tan honrosa posición.

No lo tomen como una frase o fórmula protocolar. Es sincera, pues es un singular honor ser Presidente del segundo Club más antiguo de nuestro pueblo de América, un club que cuenta con 94 años de distinguida y noble trayectoria.

No menor agradecimiento siento por el  equipo que me acompaña, quienes en todo momento no titubearon en aceptar mi invitación a colaborar en nuestra gestión.  Me siento afortunado de contar  con su colaboración.  Realmente fui gratamente sorprendido por la rápida aceptación a  mi invitación a integrarse a nuestro equipo.  Créanme que no tuve que torcer brazos.  Este gesto de solidaridad rotaria, unida a su experiencia y entusiasmo en participar, mitiga el temor y la ansiedad que admito  sentí al aceptar la invitación a ser vuestro nuevo Presidente con tan corto plazo preparatorio.

El proceso de aprendizaje ha sido corto pero muy provechoso.  Quiero asegurarles  que con el respaldo de mis compañeros de equipo, contarán con todos mis mejores esfuerzos para no defraudar esa confianza que ustedes, mi Club, han depositado en  mí.  Pero también me siento obligado a recordarles que el éxito de toda labor de quienes dirigen una organización, depende en toda medida de la activa participación, respaldo  y colaboración de todos sus miembros.  Así que ustedes, tienen una gran responsabilidad en lograr que el pequeño grupo que compone su Junta Directiva logre sus objetivos.  Su participación es vital.

Quiero en este momento dar especialmente a Micky Franco por la excelente organización de este evento.  Como también a Yanira y el personal de oficina por toda su ayuda en este período de aprendizaje.

 

Mi gestión presidencial ocurre en una etapa histórica muy interesante.  Un umbral histórico muy interesante, que defino como una mezcla de esperanza y preocupación.

Nuestro país disfruta de un auge económico sin paralelo histórico que aunque ralentado, se anticipa continuará.  Estamos entre los líderes mundiales  en crecimiento económico relativo de nuestro Producto Interno Bruto.

Durante nuestra gestión se terminarán o estarán próximas a terminar grandes obras en construcción y obras de infraestructura física que se espera mejorarán nuestra competitividad internacional y nuestra calidad de vida con nuevas escuelas, hospitales, mejores vías y medios de transporte masivo.  Sin embargo, persisten grandes contradicciones económicas y problemas sociales por resolver.

Una pobre distribución de la riqueza, problemas de salud, de suministro de agua potable y recolección de basura, alto costo de la canasta básica y aún no resolvemos los problemas de seguridad personal y social.  De aquí la dicotomía emocional que sentimos que sentimos de esperanza y preocupación  en frente a este período rotario que me toca presidir.

Debo decir que nuestro Club, a su manera, busca contribuir a paliar algunos de estos problemas.  Por ejemplo, existe un interesante proyecto en plena acción de suministrar equipos de purificación agua a apartadas comunidades, particularmente en Darién.

Igual suministro de medicamentos, equipo y material médico.  También un singular programa de mejora de la salud de comunidades y calidad de vida en Guna Yala.  Y no menos notable nuestro exitoso Programa Obsequio de Vida.  Programas que continuarán.

Durante nuestra presidencia se llevará a cabo nuevas elecciones generales en nuestro país.  Y nuestro Club, siguiendo un proceder ciudadano alejado de la política partidista y cónsono con nuestra tradición invitará, sin distinción, como Huésped Orador, a todos  los candidatos presidenciales para que nos expongan sus planes de gobierno.  Es una costumbre ciudadana responsable de nuestro Club que pensamos continuar.

Ahora, me toca presentar mi Proyecto del Año.  Una idea que surge desde mis años de Embajador en Italia, cuando tuve la oportunidad en mis labores con la FAO de conocer el Proyecto de la Organización Mundial de la Salud, de repetir su éxito anterior de enseñar e impulsar a las poblaciones mundiales a cepillarse los dientes, inició su campaña de promover la higiene de las manos como una medida científicamente comprobada de salvar vidas.

Cepillarse los dientes, lavarse las manos, son dos hábitos de higiene, relativamente simples, pero de gran significado en la salud mundial.  En aquella época del 2009, aprendí que más de la mitad de las infecciones podrían prevenirse si nos limpiáramos debidamente las manos en determinados momentos.

De ahí que la Organización Mundial de la Salud inició su campaña mundial, bajo el lema “Salve vidas: límpiese las manos”, y me dio la idea de algún día estimular una campaña similar en  mi país, para todos los panameños.

Con la incansable ayuda del compañero Rotario Alfredo Fonseca nos hemos empeñado en elaborar nuestro Programa del Proyecto del Año y emulando a la OMS, utilizaremos el lema:  “Manos limpias; salvan vidas”.

Antes de iniciar su presentación me complace en anunciarles que contamos con la valiosa y voluntariosa colaboración en asesoramiento y ayuda en la divulgación científica de nuestro Proyecto  del Dr. Néstor Sosa, eminente epidemiólogo y Director del Instituto Conmemorativo Gorgas..

 

¡Muchas gracias!